SE CIERRA EL PARÉNTESIS



Este blog tiene visos de volver a funcionar como era costumbre, con mis desvarios, algunos cuentos y las crónicas de algunos viajes.
Si a veces les parece que sólo me hablo a mí mismo, disculpénme, es que me tengo en mucha consideración, y a veces se me olvidan los demás. Ténganlo como un despiste.

Si me juzgan, no dicten sentencia, dejen el caso abierto. Por si las cosas otro día se ven de otra manera.


Con cariño, su cuentista.

btemplates